¿Cómo afrontar la Presión social?

Foto del autor
Written By Maria Lopez

¿Cómo afrontar la Presión social?

Presión social

La presión social es algo que todos experimentamos en algún momento de nuestra vida. Es una respuesta natural a una situación vital que trata de afectar la personalidad y el comportamiento de las personas.

Así, entonces, hay que aprender a afrontar la presión social para poder llevar una vida exitosa. Esto es especialmente cierto durante la adolescencia, ya que es un momento en el que los jóvenes están expuestos a diversas situaciones estresantes, influencias extranjeras y presiones en la escuela, en casa, entre amigos, etc.

Este artículo se enfocará en los aspectos principales de la presión social y cómo afrontarlos.

Presión social durante la adolescencia

Durante la adolescencia, los jóvenes son particularmente vulnerables a la presión social. Esto se debe a que la presión social durante esta etapa de la vida se define por los cambios que suceden. Estos incluyen transiciones en la escuela, la formación de amistades, el desarrollo de la identidad y muchos otros.

La presión social afecta la vida de un adolescente tanto emocional como física y psicológicamente. Esto significa que un adolescente puede sentirse abrumado por la presión de sus padres, profesores y compañeros. Si bien la presión social durante la adolescencia es inevitable, también se puede aprender a superarla.

Causas de la presión social

La presión social a menudo se debe a factores como la necesidad de conformidad, el miedo al rechazo y la competencia. La necesidad de aceptación, por ejemplo, empuja a los individuos a hacer cosas que no desean hacer para evitar ser rechazados.

Tal vez también te interese  ¿Qué significa la heteronormatividad?

Esto los lleva a sentirse presionados a decidir el comportamiento apropiado. Por otro lado, el miedo al rechazo lleva a artistas y líderes a sentirse presionados para mantenerse a la par con los demás.

Finalmente, la competencia entre las personas en un grupo puede solicitar un esfuerzo excesivo para obtener la aprobación de los demás. Esto también puede provocar una fuerte presión social sobre un individuo para que cumpla con los estándares de algo.

Características de la presión social

Existen varias características que conllevan la presión social. Estas incluyen sentimientos como la inseguridad, la ansiedad, el estrés, la depresión e incluso la vergüenza. Estos sentimientos pueden ser abrumadores para cualquier persona que esté expuesta a la presión social.

Además, los individuos también pueden sentirse físicamente afectados por la presión social. Estos incluyen síntomas como dolor de cabeza, crispamiento de los músculos, aumento de la presión arterial, etc.

Por último, los individuos pueden experimentar síntomas emocionales, como la ira, la frustración o incluso el resentimiento. Todos estos síntomas pueden ser consecuencias de vivir bajo el peso de la presión social.

¿Cómo influye la presión social en la toma de decisiones?

La presión social es un factor importante a la hora de tomar decisiones. Esto se debe a que la presión social motiva a los individuos a cambiar su comportamiento, pensamiento o actitudes para ajustarse a sus grupos. Se espera que los miembros del grupo se ajusten a las normas del grupo, actúen según la aprobación social y acepten la influencia del grupo sobre ellos.

Esto puede llevar a muchas personas a sentirse indecisas al tomar decisiones. Pueden tener miedo de elegir una decisión equivocada o hacer algo fuera de la norma, por temor a ser criticados o rechazados por sus amigos o compañeros.

Tal vez también te interese  5 características que suelen presentarse en genios

Consejos para enfrentar la presión social

A continuación se presentan algunos consejos para afrontar la presión social de manera eficaz:

1. Define tus principios: La primera cosa que debe hacer uno para enfrentar la presión social es definir sus principios. Esto significa establecer una línea a la que está comprometido a adherirse. Esto mostrará que estás dispuesto a ser fiel a ti mismo. Una vez que uno ha establecido sus principios, se le dificultará el resistirse a la presión ajena.

2. Selecciona tus amistades con cautela: La presión social generalmente se origina del entorno que nos rodea. Por lo tanto, al seleccionar amigos con los que socializar, uno debe ser consciente de quienes son y de sus tendencias. Esto ayudará a evitar grupos toxicos y extraños que te induzcan a pensar o actuar de maneras que no satisfacen tus principios.

3. Fortalece la autoestima: La confianza es definitivamente uno de los elementos clave para abordar la presión social. Por lo tanto, es importante fortalecer su autoestima y mentalidad. Esto se puede lograr a través de la auto reflexión, la realización de actividades positivas y trabajar para alcanzar sus objetivos a pesar de las circunstancias adversas. Esto le permitirá tener la seguridad de ser un individuo único y diferente, sin importar lo que digan los demás.

4. Marca distancia: Finalmente, al enfrentar la presión social, es importante establecer límites. Esto significa marcar una distancia física en situaciones incómodas. Si se siente presionado a actuar de una manera que va en contra de sus principios, es mejor salir de la situación.

En última instancia, se puede decir que afrontar la presión social es una tarea desafiante. Sin embargo, al establecerse unos principios y fortalecer la autoestima, uno puede aprender a lidiar con las situaciones estresantes.

Tal vez también te interese  ¿Qué es el síndrome de Dorian Gray? Causas y tratamiento

Al seleccionar amistades con cautela, marcar distancia cuando sea necesario y evitar situaciones que puedan dañar la confianza, uno puede aprender a afrontar la presión social de manera efectiva.

Deja un comentario