¿Cómo cuidar los tobillos al practicar running?

Foto del autor
Written By Maria Lopez

¿Cómo cuidar los tobillos al practicar running?

Cómo cuidar los tobillos al practicar running

Cuando llega el buen tiempo la idea de sacar nuestras zapatillas de running aparece rápidamente en nuestras cabezas. Pero, hay que endurecerse la cabeza y para disfrutar de las ventajas del running y evitar lesiones, hay una serie de requisitos a tener en cuenta a la hora de cuidar los tobillos.

La practica de running, como cualquier otra actividad deportiva, exige una adecuada preparación previa a sus entrenamientos o competiciones. De este modo, es fundamental llevar a cabo un plan de entrenamiento personalizado con la intención de preparar de manera correcta el cuerpo para enfrentar el esfuerzo y reducir el riesgo de sufrir lesiones.

Entre ellas, una de las zonas más afectadas al practicar running son los tobillos. La forma en la que corremos y nuestra postura al hacerlo influye directamente en la salud de esta articulación. Es importante estar atentos a las señales de alerta que nuestro cuerpo nos ofrece para previniendo cualquier posible lesión en los tobillos.

A continuación vamos a ver algunos consejos para cuidar los tobillos al correr.

Cómo cuidar los tobillos al correr

Calentar adecuadamente

Antes de iniciar nuestra carrera, es importante realizar siempre un breve calentamiento para preparar los músculos y articulaciones a los esfuerzos a los que van a ser sometidos.

Un buen calentamiento debe incluir los tobillos. Estiramientos isométricos y circulares proporcionan la mejor forma de preparar esta articulación antes de salir a trotar. Con la ayuda de una pelota, realizar un par de flexione con el pie y torsiones con el tobillo también son recomendables.

Tal vez también te interese  ¿Qué es la rutina EMOM en crossfit?

De esta forma, evitamos sobrepasarnos durante el ejercicio y reducimos el riesgo de sufrir una lesión por un exceso de esfuerzo acometido sin previa preparación alguna.

Utilizar zapatos adecuados

Incluso antes de comenzar con el calentamiento, ya debemos prestar atención al calzado adecuado que utilizamos para la práctica de running. Los zapatos cómodos y adecuadamente acolchados son esenciales para el cuidado de la artrículación de los tobillos.

Los zapatos para correr deben ajustarnos como un guanto y además de esto deberán contar con todas las características que ofrezca la marca que hayamos seleccionado. Estas deben ser capaces de proporcionar los controles de estabilidad, amortiguación y tracción apropiados para una actividad como el running.

Muchos corredores optan también por utilizar tacos en la suela de las zapatillas, las cuales les ayudarán a mejorar el impacto entre la suela de la zapatilla con el terreno al realizar contacto con éste.

Trabajar la técnica

La técnica es otro de los factores cruciales a prestar atención para cuidar los tobillos al practicar running. La buena técnica de carrera debe hacerse acompañar siempre de una buena postura y contar con el apoyo de los movimientos básicos: el despegue de los pies, el apoyo del suelo y el área de contacto con él. Debemos procurar que nuestras rodillas flexionen levemente al momento de contactar con el suelo.

Una buena técnica de carrera debe ser aprendida con la ayuda de un entrenador experto. Una vez adquirida, es importante practicarla de forma constante para evitar lesiones en el tobillo.

Vendar el tobillo

Incluso aunque ya hayamos tomado todas las precauciones posibles, uno de los mejores consejos para cuidar los tobillos al practicar running es la utilización de una buena venda para el tobillo.

Tal vez también te interese  ¿Qué es la Hipertrofia abdominal?

Esta venda deberá ser de buena calidad y ajustarse correctamente a tu tobillo para poder proporcionar una buena sujeción y ayudarte a corregir los movimientos erróneos.

Además de la venda, los soportes funcionales son una interesante prendas para mejorar el soporte del tobillo y proporcionar una mayor estabilidad al caminar o correr. Estos soportes funcionales —normalmente utilizadas por los deportistas profesionales— están fabricados con materiales transpirables, amortiguando de tal forma que no interfieran con los movimientos naturales de los tobillos.

Correr es una de las actividades físicas más saludables que podemos hacer para mantenernos en forma. Pero, hay que tener en cuenta que como toda actividad extenuante, los posibles riesgos de lesiones pueden ser un obstáculo a la hora de disfrutar plenamente de sus beneficios.

En esta ocasión, hemos visto algunas recomendaciones claves para cuidar los tobillos al correr. Calentar adecuadamente, utilizar un calzado deportivo adecuado, trabajar correctamente la técnica y contar con una buena venda de apoyo son algunos de los consejos clave asegurar el éxito de nuestras sesiones de entrenamiento sin riesgos para la salud.

Aún así, es importante que acudamos al médico o especialista en caso de sentir que algo no va bien en nuestros tobillos. Al contrario de la expresión popular, hay que atender inmediatamente los problemas para no acabar paralizados.

Deja un comentario