Qué es el síndrome de hipotensión supina

Foto del autor
Written By Maria Lopez

Qué es el síndrome de hipotensión supina

síndrome de hipotensión supina

El síndrome de hipotensión supina es una afección que afecta a algunas mujeres embarazadas, en la que la presión arterial se reduce considerablemente cuando la mujer se encuentra recostada sobre su espalda.

Esta condición se conoce comúnmente como «presión arterial baja supina» o «hipotensión supina». Esta afección se presenta comúnmente durante el segundo y tercer trimestre del embarazo, pero también puede aparecer durante el primer trimestre.

Los síntomas del síndrome de hipotensión supina en el embarazo suelen ser mareos, sudoración, desmayos, palpitaciones y dolor de cabeza.

Si la presión arterial se reduce demasiado, la mujer embarazada puede desarrollar una sensación de debilidad generalizada, somnolencia, calambres en las piernas, zumbidos en los oídos y náuseas.

Estos síntomas pueden ser muy molestos y pueden afectar la calidad de vida de la madre.

Cáusas del el síndrome de hipotensión supina

Aunque la causa exacta del síndrome de hipotensión supina en el embarazo no se conoce con exactitud, se cree que se debe a una combinación de factores, incluida la presión aumentada sobre los vasos sanguíneos, el aumento de la cantidad de líquido en el cuerpo y la reducción de la cantidad de oxígeno en la sangre.

La reducción de la presión arterial se produce cuando el útero aumenta de tamaño y presiona sobre los vasos sanguíneos importantes, lo que reduce el flujo de sangre al cerebro.

Algunas causas de este síndrome son:

1. Disminución en la cantidad de líquido amniótico.

2. Cambios en la actividad muscular del útero, en particular en los músculos que ayudan a sostener la presión arterial.

Tal vez también te interese  Prevención de grietas en el pezón durante la lactancia

3. Disminución de los niveles de hormonas como la progesterona y la oxitocina.

4. Anemia.

5. Deficiencia de hierro.

6. Placenta previa.

7. Embarazo múltiple.

8. Estreñimiento.

Factores de riesgo

1. Edad materna avanzada.

2. Primer embarazo.

3. Obesidad materna.

4. Diabetes.

5. Hipertensión.

6. Anemia.

7. Insuficiencia renal.

8. Uso de drogas.

9. Uso de alcohol.

10. Estreñimiento.

11. Uso de medicamentos para la presión arterial.

12. Niveles bajos de líquido amniótico.

13. Falta de actividad física.

14. Desórdenes hormonales.

15. Embarazo múltiple.

16. Desórdenes cardíacos.

17. Placenta previa.

¿Cómo prevenirlo?

Afortunadamente, hay varias formas de prevenir el síndrome de hipotensión supina en el embarazo. La primera es evitar acostarse boca arriba durante el embarazo.

Esto se debe a que la presión sobre los vasos sanguíneos aumenta cuando la mujer embarazada se acuesta sobre su espalda.

La mujer embarazada debe tratar de acostarse boca abajo o boca arriba con almohadas para elevar el área de la espalda. Además, la madre embarazada debe tratar de mantener su presión arterial bajo control y evitar el estrés.

La presión arterial alta y el estrés pueden contribuir a la aparición del síndrome de hipotensión supina en el embarazo.

Es importante tratar de mantener una dieta saludable y un estilo de vida activo para evitar el aumento de la presión arterial.

Finalmente, la madre embarazada debe tratar de beber suficiente líquido y aumentar su ingesta de sal. El líquido y la sal ayudan a aumentar la presión arterial y evitan que la presión arterial se reduzca demasiado.

Además, la mujer embarazada debe tratar de descansar lo suficiente durante el embarazo.

Tal vez también te interese  Cuadros vagales en el embarazo

El síndrome de hipotensión supina en el embarazo es una afección que puede ser muy molesta para la madre embarazada.

Sin embargo, hay varias formas de prevenir esta afección, como evitar acostarse boca arriba, mantener el control de la presión arterial, aumentar la ingesta de líquido y sal y descansar lo suficiente.

Si presenta síntomas de hipotensión supina durante el embarazo, es importante que consulte a su médico para recibir el tratamiento adecuado.

Deja un comentario