Qué es la neuritis intercostal en el embarazo

Foto del autor
Written By Maria Lopez

Qué es la neuritis intercostal en el embarazo

neuritis intercostal en el embarazo

La neuritis intercostal es una condición dolorosa relacionada con el embarazo que afecta los nervios alrededor de la caja torácica. Esta condición comúnmente se siente como un dolor profundo y punzante, generalmente en la parte superior de la espalda.

La neuritis intercostal es causada por el aumento de volumen del útero en el embarazo. Esto da lugar a una presión sobre los nervios intercostales, los cuales se encuentran entre los huesos de la caja torácica y los músculos que rodean el útero.

El dolor se agrava cuando una mujer embarazada se inclina hacia adelante o se mueve de lado a lado.

La neuritis intercostal generalmente no requiere tratamiento. El dolor suele desaparecer por sí solo una vez que el bebé ha nacido. Sin embargo, hay varias cosas que puede hacer para aliviar el dolor.

Síntomas de la neuritis intercostal en las embarazadas

Los síntomas de la neuritis intercostal en las embarazadas pueden incluir dolor intenso y agudo en el área afectada, que puede empeorar con la tos, el estornudo o el movimiento.

Otros síntomas pueden incluir entumecimiento, hormigueo o debilidad muscular en la zona afectada, así como dolor en los hombros, la espalda o el pecho.

Puede haber dolor irradiado a las extremidades superiores, como los brazos, y también puede haber una sensación de presión con la respiración profunda.

Diagnóstico

Se diagnostica mediante una exploración física y/o una electromiografía. En la exploración, el médico evaluará la presencia de dolor y la sensibilidad al tacto en la región intercostal.

Tal vez también te interese  Prevención de grietas en el pezón durante la lactancia

El médico también examinará la espalda para determinar si hay algún signo de lesión en los nervios intercostales. Si el médico sospecha que hay una lesión en un nervio intercostal, podrá recomendar una resonancia magnética o una tomografía computarizada para confirmar el diagnóstico.

Cómo reducir la neuralgia torácica gravídica

Primero, es importante evitar el movimiento excesivo. Esto significa evitar levantar objetos pesados, inclinarse hacia adelante y hacia los lados, y limitar el ejercicio.

También se recomienda usar una almohada entre las rodillas al acostarse. También es útil usar un sostén de apoyo especialmente diseñado para embarazadas. Esto ayuda a sostener el peso del útero y reduce la presión sobre los nervios intercostales.

El calor también es útil para reducir el dolor. Pruebe una almohadilla eléctrica o una ducha tibia. Si el dolor persiste, su médico puede recetar medicamentos para el dolor.

La mayoría de los casos de neuritis intercostal en el embarazo se tratan con medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como el ibuprofeno. También pueden recomendarse terapias físicas para aliviar el dolor y la tensión muscular.

Estos medicamentos deben usarse con precaución, ya que pueden tener efectos secundarios.

En algunos casos, los medicamentos no son suficientes para aliviar el dolor. En estos casos, es posible que el médico recomiende una inyección de esteroides en la zona afectada.

Esto reduce la inflamación y el dolor. En algunos casos, la neuritis intercostal puede durar más tiempo que el embarazo. Si esto sucede, su médico puede recomendar una cirugía para aliviar el dolor.

La cirugía puede incluir la resección de los nervios intercostales, el corte de la fascia alrededor del útero o la descompresión de los nervios intercostales.

Tal vez también te interese  En qué consiste el Método de planificación por temperatura basal

La neuritis intercostal es una afección dolorosa relacionada con el embarazo. Esta condición generalmente se siente como un dolor profundo y punzante en la parte superior de la espalda y puede ser aliviada con el uso de sostenes de apoyo, calor, medicamentos para el dolor y, en algunos casos, cirugía. Si está experimentando síntomas, consulte a su médico para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Deja un comentario